¿que piensa china?

¿que piensa china?.

Editorial:
ICARIA
Año de edición:
Materia
Relaciones internacionales
ISBN:
978-84-9888-023-6
Páginas:
184
Colección:
ANTRAZYT
17,00 €
IVA incluido
Sin existencias

Muy pocas de las cosas que suceden a lo largo de nuestras vidas se recordarán después de nuestra muerte. Pero el ascenso de China es diferente: como el ascenso y la caída de Roma o del imperio soviético, el eco de sus consecuencias resonará a lo largo de las generaciones venideras.

Pero, entonces ¿por qué apenas sabemos nada sobre los pensadores chinos que están configurando el futuro de su país? ¿En qué tipo de país están soñando? ¿Cómo perciben la influencia que ejercen en el mundo? Sabemos que la mitad de la ropa y el calzado que se fabrica en el mundo lleva la etiqueta de Made in China y que nuestras economías están inextricablemente vinculadas a la suya, pero ¿qué sabemos sobre sus experimentos democráticos; sobre su movimiento antiglobalización; sobre sus planes para relacionarse con EE UU a medida que su influencia crece a lo largo del mundo?

Mark Leonard nos ofrece una fascinante e inesperada perspectiva sobre los debates que hacen furor en la sociedad china actual y nos muestra cuán radicalmente cambiará la naturaleza del mundo el ascenso de China.

Mark Leonard es director ejecutivo del European Council on Foreign Relations, el primer think-tank paneuropeo con oficinas en Berlín, Londres, Madrid, París, Roma, Sofía y Varsovia. Anteriormente, trabajó en el Centre for European Reform y fue director fundador del Foreign Policy Centre. Ha sido profesor visitante en la German Marshall Fund de Estados Unidos y en la Academia China de Ciencias Sociales en Pekín. Su primer libro, Why Europe will run the 21st Century?, ha sido traducido a 18 idiomas. Sus ensayos y artículos han aparecido en publicaciones de ambos lados del Atlántico, que incluyen The Economist, The Guardian, The Financial Times, The Spectator, The Sun, Libération, Die Welt y The Wall Street Journal.

www.markleonard.net

¿¿Por si ustedes creían que no había debate interno sobre el futuro de China, he aquí la evidencia que lo desmiente.¿¿ Chris Patten