En busca tiempo perdido iv sodoma y gomorra dbbs

En busca tiempo perdido iv sodoma y gomorra dbbs.

Editorial:
DEBOLSILLO
ISBN:
978-84-9793-747-4
Páginas:
550
Colección:
DEBOLSILLO CONTEMPORANEA
12,95 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48h)
Añadir a la cesta

Volumen cuarto de En busca del tiempo perdido, Sodoma y Gomorra abre u n período nuevo dentro de la magna obra proustiana. Marcel Proust (18 71-1922) nació en París en el seno de una familia adinerada y abandonó muy pronto sus estudios de derecho para relacionarse con la sociedad elegante de París y dedicarse a escribir. Aquejado de asma desde su in fancia, a los treinta y cinco años se convirtió en un enfermo crónico y pasó el resto de su vida recluido, sin abandonar prácticamente nunca la habitación revestida de corcho donde escribió su obra maestra, En busca del tiempo perdido (Por la parte de Swann, 1913; A la sombra de las muchachas en flor, 1919; La parte de Guermantes, 1920-1921; Sodoma y Gomorra, 1920-1921; La prisionera, 1923; Albertine desaparecida, 19 25, y El tiempo recobrado, 1927). Dicha obra describe la vida mental d e un hombre ocioso que se mueve entre la alta sociedad, un largo monól ogo interior en primera persona que es, en muchos aspectos, autobiográ fico. Es autor de otras obras como Los placeres y los días (1896) y J ean Santeuil, que no apareció hasta 1952. Su importancia reside no tan to Volumen cuarto de En busca del tiempo perdido, Sodoma y Gomorra ab re un período nuevo dentro de la magna obra proustiana. Mientras esper a en el patio de la duquesa de Guermantes, observando la polinización de sus orquídeas, el narrador observa en secreto el encuentro sexual e ntre dos hombres, el barón de Charlus y Jupien, una escena representad a según las leyes de un arte oculto. Con esta escena comienza una medi tación profunda sobre la sexualidad y el deseo, alimentada por la atra cción que el narrador siente por la bella Albertine. Una representació n de la sexualidad sobre la que Samuel Beckett escribió: -Las flores y plantas no poseen voluntad. Son descaradas, exponen sus genitales. Y así, en cierto sentido, son los hombres y mujeres de Proust... Descara dos-. -Enciclopedia del corazón y del lenguaje, En busca del tiempo pe rdido no es sólo el más grande tratado sobre las pasiones humanas esc rito en el siglo XX; es también una novela que utiliza de manera genia l la cuarta dimensión,

Otros libros del autor